Betway Lights: ¡Qué grande es ser pequeño!

Betway Lights: ¡Qué grande es ser pequeño!
¡Qué grande es ser pequeño! FOTO: Betway
camisetas de futbol

¡Qué grande es ser pequeño! Esto lo sabe un club como el Levante siempre peleando contra las apuestas de laliga. Esta frase, surgida en 2010 cuando el club ascendió a Primera de manera casi inesperada contra y con unos recursos muy limitados, ha sido acogida por el Levante como un lema del club y las diferentes plantillas que han pasado por el club (salvo alguna excepción) la han lleva por bandera. Un lema que implica una manera de entender el fútbol desde la humildad y el compañerismo. Y que ha conseguido que el club alcance los mejores éxitos de su historia en la última década.

¡Qué grande es ser pequeño!

En esta ocasión,  Betway  realiza un reportaje sobre el Levante UD para dar a conocer cómo es la familia granota desde dentro. El club que vive sin duda una de las mejores épocas de su centenaria historia. Mucha culpa de sus éxitos deportivos la tiene la manera en que el club concibe el fútbol y el trabajo diario, convirtiendo a plantilla, trabajadores del club y aficionados en una gran familia.

En el Levante, pese a haber crecido y mucho como club, siguen teniendo claro cuales deben de ser los valores y el sacrificio que equilibren la balanza. Las posibilidades de éxito pasan por la unidad, el compañerismo y ser una gran familia, tanto dentro como fuera del campo.

Los futbolistas levantinistas Coke Andújar y Aitor Fernández  explican cómo viven ellos su paso por el club granota. Ambos coinciden que el punto fuerte y lo que hace grande al club es la unión que tienen en el Levante. Una sensación de ser una gran familia que ayuda a sacar el máximo de cada uno y a saber sacrificarse por los compañeros.

Tanto Aitor Fernández como Coke Andújar tienen marcado a fuego aquel partido fatídico en Montilivi en mayo de 2019 donde ponen como ejemplo de la importancia de la unidad y el compañerismo que fue clave para sacar adelante aquel partido Girona – Levante de la temporada 18/19, en el que ambos equipos se jugaban la permanencia en la jornada 37.

El encuentro empezó fatal con las lesiones de Toño en la primera jugada del partido y  poco después la de Rober Pier que le tuvo más de un año en el dique seco. Todo esto nada más empezar y  con un gol en contra. En estas circunstancias es donde se ve cuándo un equipo es una verdadera familia y está comprometido con los suyos. Cuando muchos hubiesen bajado los brazos, el Levante fue capaz de recomponerse y remontar el partido con los goles de Morales y Bardhi, con asistencia de Campaña. Coke y Aitor fuero protagonistas directos. El primero por un penalti y expulsión decretado por el árbitro que luego el VAR anuló al demostrar como tal que no había ocurrido nada y el segundo porque paró casi todo lo que lanzaron contra su portería.

Otra muestra de la unión la da Emilio Nadal, Director de Patrimonio Histórico. Nos cuenta que él y otros muchos trabajadores del club, acudieron al aeropuerto junto a los aficionados del Levante para recibir al equipo tras la victoria en Girona que significaba la permanencia. En gestos como estos se ve la grandeza de la gran familia levantinista.

Mira el vídeo con las declaraciones 

¿Cuál es ese amigo o amiga al que sientes como de la familia? Consulta las redes sociales de Betway, etiqueta a ese amigo en los comentarios junto al hashtag #LightOnLevante y gana una camiseta firmada por todos los jugadores.

vamosmilevante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *