Levante 2021-22: urgen cambios radicales

Levante 2021-22: urgen cambios radicales
Paco López en el disparadero como su plantilla tras el pobre final de temporada 2020-21. FOTO: Marca
camisetas de futbol

La temporada 2020-21 ya es historia y el Levante 2021-22 ya es un proyecto en marcha. El terrible, vergonzoso y lastimoso final de temporada del equipo granota que solo ha logrado conseguir 3 puntos fruto de 3 empates en los últimos 8 partidos de Liga, ha hecho sonar las alarmas en el entorno levantinista y ha empezado a crear una corriente con aires de cambios radicales en el club.  En 2 meses, de coquetear con Europa se ha pasado a la posición 14 y gracias que solo habían 38 partidos.

El Levante 2021-22 lastrado por el Fair Play financiero

En la temporada 2020-21, el Levante vio como su ‘Fair Play’ financiero se veía reducido. Algo que provoca que para el proyecto del nuevo año, el club deba de vender por valor de unos 16-17 millones de euros. Esta situación, obviamente lastra la confección de la primera plantilla que corre el riesgo de ver como se tiene que marchar alguno de los jugadores insignia y no pueden venir jugadores de garantías para sustituirles.

Por si fuera poco, hay jugadores con contratos altos, muy altos y que fueron firmados de larga duración en su momento que lastran y mucho al club dada la poca participación y lo poco que han aportado al club. Casos como el de Sergio León, Coke o Toño sin ir más lejos, aunque este último tras 8 años en Orriols, parece tener contadas las horas como levantinista a pesar de haber renovado en 2022.

Paco López en el disparadero

Otro que ha quedado señalado es Pacolo. Sus equipos han conseguido sus objetivos si, pero da la sensación de que el Levante va en declive. Y es que los errores se repiten año tras año sobre todo en jugadas ABP y en el trabajo del bloque defensivo donde los errores infantiles llevan lastrando al equipo desde su llegada. Otra cosa que quema y mucho al entorno es el conformismo exhibido por el técnico de Silla que parece siempre conformarse, algo que también transmiten desde la directiva y que los propios jugadores dejan patente en cuanto tienen el objetivo conseguido o encarrilado. Y mucha gente ha dicho basta.

¿Urge un cambio radical?

Posiblemente si. Ha llegado la hora de darle salida a muchos jugadores que no dan la talla, invertir el dinero del Fair Play en pagarle a los buenos y empezar a confiar en valores de cantera o del filial que este año ya han demostrado que pueden ser válidos como el propio Cardenás, Cantero o Alex Blesa. Nombres marcados a fuego como Rochina y Dokouré (quienes acaban contrato y no han renovado), Duarte, Róber, Sergio León, Coke y un largo etcetera están en el disparadero. Otra cosa será ver que idea lleva en la cabeza una renovada dirección deportiva en un momento de euforia y Quico Catalán. Pero este final de temporada debería de ser un serio aviso para navegantes.

vamosmilevante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *