La última gran aportación de Manolo Salvador al Levante

Manolo Salvador fue el secretario técnico del Levante durante muchas temporadas. En ellas, como es lógico, hubo luces y sombras pero lo cierto es que tuvo una época en la que fue considerado uno de los mejores directores deportivos de nuestro fútbol. Sin embargo, el descenso del equipo en la temporada 2015-2016 a Segunda División supuso su adiós definitivo al club después de muchas temporadas de servicio.

Los más ‘frikis’ del PC Fútbol recordarán a Manolo Salvador como uno de los jugadores más rápidos cuando militaba en el Albacete, su fichaje era una de las mejores gangas que ofrecía el mercado del gran videojuego de los 90. Lo mismo pensó Pedro Villarroel cuando lo contrató para ser el extremo titular del Levante en la temporada 1997-1998 que acabó de le peor manera, con el descenso a Segunda División B apesar de que la plantilla contaba, en teoría, con los mejores jugadores de la división de plata la temporada anterior.

A Orriols llegó con 34 años y únicamente disputó 8 partidos. Decidió colgar las botas y se incorporó inmediatamente a la secretaría técnica del club que entonces lideraba Ricardo Chover, uno de los hombres de confianza de Pedro Villarroel. Manolo fue aprendiendo el oficio y poco a poco se fue haciendo con galones y el equipo logró un brillante ascenso en la 98-99 con la llegada de jugadores que brillaron como granotas y fueron traspasados a equipos de Primera División (Fernando Sales, Jesús o el propio Vicente que subió al primer equipo).

El equipo no ha regresado a Segunda B desde entonces (aunque descendió en la 2001-2002 pero se salvó en los despachos) y Manolo Salvador más o menos fue cumpliendo con los objetivos año tras año logrando varios ascensos a Primera División. De hecho, sobrevivió al terremoto de 2007-2008 cuando el equipo estuvo al borde de la desaparición y Pedro Villarroel dejó de ser el máximo accionista. Muchos dicen que fue a partir de entonces cuando el de Faura comenzó a trabajar con libertad y no antes.

Sea como fuere, el Levante en los últimos 10 años fue capaz de crecer de forma vertiginosa hasta convertirse en el mejor Levante de la historia que se consolidó en Primera División y alcanzó incluso la Europa League. Sin embargo, el último descenso en la 2015-2016 y el desgaste de tantos años propiciaron su salida. Pero Salvador realizó un último gran servicio para el club, el fichaje de Jefferson Lerma.

El centrocampista cafetero llegó al club precisamente esa temporada del descenso a Segunda procedente del Atlético Huila por unos 900.000€ aproximadamente. Hoy en día queda claro que fue un auténtico chollo ya que estamos ante un jugador que, si no pasa nada raro, estará el Mundial defendiendo los colores de Colombia. El futbolista fue importante en el ascenso de la temporada pasada pero todavía más en la permanencia de este año y parece que sigue creciendo día a día.

Ahora mismo Lerma es uno de los jugadores más cotizados de la plantilla, recién renovado y con una cláusula de 50 millones podría ser la mayor venta de la historia del club y daría carpetazo definitivo a la deuda que estuvo a punto  de suponer el fin de un club centenario. Está claro que Salvador tuvo muchos errores a lo largo de su carrera como granota pero su última aportación fue más que buena.

0
Etiquetas: Sin etiquetas

Comments

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados*