Raúl Mármol, el guerrero del gol en Córdoba

Hoy nos gustaría recordar a uno de esos jugadores que sólo algunos granotas asiduos al Nou Estadi en los años 90 recordarán: Raúl Mármol. Un jugador que sólo militó dos temporadas en el Levante UD pero que dejó huella por su casta y por un gol que todavía algunos recordamos por su gran importancia. 

El central, natural de Barcelona, llegó al Levante en la temporada 1995-1996 procedente del Benidorm. Esa fue la temporada del ascenso a Segunda División con Carlos Simón en el banquillo y recordada por el partido contra el Ferrol en la liguilla de ascenso que finalizó con victoria por 2-0 (goles de Pascual y Lucas) y que significó el ascenso a la categoría de plata después de cinco años deambulando por el pozo de Segunda B.

Sin embargo, los que vivimos precisamente aquella fase de ascenso, recordamos especialmente el gol que marcó Raúl en el Arcángel de Córdoba y que supuso la victoria del Levante por 0-1. No fue el gol del ascenso definitivo ni tan famoso como el de Lucas Vilar, pero sí fue de vital importancia ya que el conjunto granota daba un paso de gigante y dejaba a un rival directo noqueado.

Raúl Mármol en un partido contra el Andorra disputado en el Nou Estadi en la temporada 1995-1996 (Foto: Raúl Mármol)

Precisamente nuestro protagonista recuerda aquel partido con nostalgia en palabras para VAMOSMILEVANTE: “Bufff, han pasado muchos años, recuerdo que al finalizar el partido nos apedrearon el autobús”. Efectivamente, el ambiente en Córdoba fue de lo más hostil tanto para el equipo como para los valientes que se desplazaron aquel 16 de junio de 1996 a tierras andaluzas.

A lo largo de la semana el presidente cordobés había estado caldeando mucho el encuentro afirmando que un radioaficionado había captado una conversación en la que un directivo granota trataba de sobornar al árbitro del partido, Valle Gil, algo que nunca pudo demostrarse y que únicamente sirvió para que pasarán cosas lamentables como el citado apedreamiento del bus del Levante.

Raúl militó esa temporada 1995-1996 y la siguiente ya en Segunda División en aquel equipo dirigido por Mané que, a pesar de ser un recién ascendido, hizo una gran temporada y permitió a la afición granota soñar con un posible ascenso a Primera. En ambas fue un jugador importante jugando 25 y 22 partidos respectivamente. Después de su etapa como granota jugó en equipos como el Jaén y Real Murcia.

0
Etiquetas: Sin etiquetas

Comments

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados*